Interviewees

Valencia, Nora

  • Sponsor Image
  • Interviewee: Valencia, Nora
  • Spanish Language Interview: Spanish Language Interview
  • Date: July 31, 2020
  • Place: Morris Plains, NJ
  • Interviewers:
    • Carolina Montes
  • Transcript Production Team:
    • Carolina Montes
    • Nora Valencia
  • Recommended Citation: Valencia, Nora. Oral History Interview, July 31, 2020, by Carolina Montes, Page #, Rutgers Oral History Archives. Online: Insert URL (Last Accessed: Insert Date).
  • Permission:

    Permission to quote from this transcript must be obtained from the Rutgers Oral History Archives. This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Carolina Montes: Hola. Mi nombre es Carolina Montes y hoy estoy entrevistando a Nora Valencia en Morris Plains, Nueva Jersey. Hoy es viernes, julio 31 del 2020, son las 9:08 de la noche. Esto es para el proyecto de Latinos en Nueva Jersey, bajo la doctora Lilia Fernandez. Okay, eh, Nora, me puede decir ¿en dónde y cuándo nació?

Nora Valencia: Nací en Montenegro, Quindío, Colombia.

CM: Okay, y ¿me puede contar un poco de sus padres?

NV: Pues mi papá era un comprador de café y mi mami era una dama de casa. Y mi papá siempre estuvo con nosotros, siempre. Tuvimos todo, gracias a Dios. Nunca nos faltó nada. Era una familia bien en Colombia. Pero las circunstancias nos hicieron venir a este país y aquí estamos. Muy contentos en este país.

CM: Y ¿sabe cuando vinieron a Nueva Jersey?

NV: Uh, ¿mi papá?

CM: Eh, los dos.

NV: Okay. Mi papá se vino en 1989 y yo llegue a este país en el 2011. Ya van a ser 10 años que vivo aquí y vivo muy contenta. Este país me ha dado todo a mi. Nunca en Colombia trabajamos, y en este país nos han dado la oportunidad de trabajar.

CM: Y me puede decir un poquito de por qué su familia decidió mudarse a los estados unidos?

NV: Porque mi papá tuvo, eh, ¿como se dice? Malos negocios y perdió todo lo que tenía. Entonces él decidió venirse para este país. Y se vino con mi hermana y después ya fuimos viniendo de poquitos. Y aquí ya estamos toda la familia.

CM: Entonces, se que te viniste después de tu papá y de tu hermana, y de tu mamá también. Me puedes contar ¿cómo fue tu experiencia un poco más diferente a la de ellos, recién llegada?

NV: No, pues, yo llegue con todo. Con mis papeles, y con mi residencia, gracias a Dios, y llegue a la casa de mi hermana, yo llegue con todo. Nunca me hizo falta nada aquí porque ellos ya estaban establecidos, organizados en este país.

CM: Y ¿sabes un poco de las experiencias que ellos tuvieron cuando primero llegaron acá? ¿O no?

NV: Pues mi papá, usted sabe que era un comprador de café y él nunca había trabajado para nadie y les tocó muy duro. Y a mi hermana también, pues porque ninguno de los dos había trabajado así que alguien los mandara. Pero las circunstancias los hicieron a que tenían que trabajar en lo que les saliera. Y mi papá vino por poco tiempo, es que a traer a mi hermana, pero decidió quedarse al fin y al cabo aquí. Y aquí esta. Y gracias a Dios le ha ido muy bien.

CM: Um, y se sabe que cuando ellos llegaron, eh, había una comunidad grande de colombianos. ¿Ellos ya conocían a la comunidad, o eran colombianos que no conocían?

NV: No, pues, ellos conocían un poquito porque como una tía vivía aquí, ella fue la que los recibió. Después se vinieron a vivir aquí, al estado de New Jersey. Y mi papá tenía aquí familia. Ellos los fueron, como, encaminado a donde tenían que -- les buscaron donde vivir, y trabajo, y aquí se quedaron.

CM: ¿Cómo fue la experiencia suya? Por ejemplo, ¿en qué tipo de comunidad la recibió a usted? ¿Siente que depronto es diferente a la comunidad que los recibió a ellos?

NV: No, es la misma comunidad. Colombianos, pero pues, uno en el trabajo conoce muchas culturas. Mexicanos, hondureños, guatemaltecos, y yo nunca había tenido contacto con gente así de otros países. Pero aquí se da cuenta uno de que tanta cultura diferente existe en este país.

CM: ¿Me puedes contar un poquito más de los trabajos que has tenido en este país y de esas experiencias?

NV: Primero, entre a trabajar en una fábrica que se llamaba Casio y trabajaba mucha gente de Colombia. Sí, más colombianos, mexicanos, y pues yo no sabía nada de cómo era trabajar ahí. Se me dio muy duro pero hasta que aprendí cómo se trabajaba. Y hacía part-time tambíen -- en limpiando oficinas. Pues, tampoco sabía trabajar, pero aprendí y aquí estoy. He tenido muchas experiencias y he aprendido muchas cosas de este país.

CM: Um, okay. Y ¿me puede contar un poco de su niñez?

NV: Ohhh, mi niñez fue muy bonita. Siempre mi familia, y mis padres, mis hermanos, la pasabamos muy bueno. Fue una niñez muy bonita.

CM: Y ¿por qué dice eso? Cómo, ¿tiene alguna memoria favorita o algo de su niñez?

NV: Hm, muchas, hm! Cuando jugábamos con mi hermano lleva, jugábamos con todos los amigos de la cuadra. La pasabamos muy bueno. Y mi papá tenía todo, y nos daba gusto en todo lo que nosotros queríamos. Mi papá ha sido el mejor papá del mundo, junto con mi mamá. Nos han dado todo, todo. Vivo muy orgullosa de ellos dos.

CM: Que bonito. Uh… Me puede contar, por ejemplo, ¿cómo era el estudio en ese tiempo? O ¿cómo compararías el -- la niñez en ese tiempo comparada a la niñez de hoy en día en Colombia o también la niñez de acá?

NV: No, en Colombia era todo como muy recatado. Pero, ¿cómo se dice? Teníamos libertad pero no tanta como la que hay hoy en día. Por que hoy en día los muchachos como que no hacen caso a nada. En cambio nosotras fuimos educadas en un colegio de monjas donde teníamos muchas normas y eso es bonito porque aprendimos a ser educadas y a respetar y a valorar todo lo que tenemos hoy en día. Una niñez muy bonita y la educación que no dieron muy bonita también. Y en este país, yo veo que los muchachos son como más libres. Como que tienen más libertad de hacer sus cosas. En cambio, nosotros no. Pues ya estamos de más edad, más viejitas. [laughter]

CM: Um, habías mencionado que tu padre era dueño de una compra de café. ¿Puedes hablar un poquito como del estatus que de pronto tenían dentro su comunidad en Montenegro? O ¿cómo era diferente su vida durante ese tiempo?

NV: Nosotros éramos de extracto alto, bien. Mi papá era de -- tenía mucha forma de vivir. Y él era de las personas acaudaladas del pueblo. Y nosotros teníamos -- vivíamos muy bien.

CM: Okay, um, y ¿cómo fue haber crecido en Montenegro y después tener que mudarse a una ciudad tan grande como Cali?

NV: Pues, fue mucho el cambio porque nosotros nunca habíamos salido del pueblo. Era un pueblo muy -- uy, teníamos amigos y rumbeamos mucho. [laughter] En cambio llegamos a Cali, una ciudad diferente donde nos mandaron a estudiar en un colegio que ni conocíamos. Mi hermano y yo hacíamos muchas travesuras en ese… cuando nos fuimos para Cali fue porque mi papá ya había perdido todo, casi todo lo que tenía. Pero pusimos una tienda donde vendíamos de todo. De todo lo que es alimentos y hay muchas experiencias que hicimos nosotros ahí -- muchas locuras. [laughter] Mi papá y mi hermano hacían muchas cosas locas.

CM: ¿Me puede dar un ejemplo de algo?

NV: Nos mandaron para un colegio -- nosotros siempre estudiamos en un colegio que era técnico. Nunca vimos como cosas comerciales, no. Y nos mandaron para un colegio que era como un colegio comercial y materias que uno no veía nunca. Y mi papá hacía filas largas, como a las 3 de la mañana para que nos recibieran a mi hermano y a mi para estudiar. Y nos fuimos para ese colegio y mi hermano y yo perdimos el año y mi hermano se volaba de la escuela. [laughter] Y nos íbamos a estudiar y mi hermano llenaba el bolso de pura comida. De galletas, de sodas, y apenas nos comíamos eso, él se volaba y me dejaba a mi en el colegio. Fue muy chistoso. Cosas muy agradables que pasamos allá. Aunque nos aburrimos mucho porque, pues, uno dejar a todos sus amigos, y llegar a una ciudad que uno no conocía a nadie. Mucha -- y el hablado de ellos era diferente al de nosotros, porque nosotros somos paisas. Y ellos hablaban de otra forma y a nosotros nos daba risa como ellos hablaban. Y ellos se reían de nosotros también, pero fueron experiencias muy buenas.

CM: Y ¿me podrías contar, por ejemplo, una memoria favorita de tu niñez? Algo que…

NV: Pues, bonita de todo. Mi niñez fue muy bonita. Muy muy bonita. Cuando yo tenía 3 años, yo me enfermé de polio. Eh, me dio polio en la pierna y mi papá vivía muy triste porque, pues, yo era la niña de la casa, y yo no podía caminar. Pero él hizo todo el esfuerzo posible por darme tratamientos, cirugías, pero pues, estoy bien. Y yo he salido adelante así con mi pierna. Y en este país nunca me han discriminado por lo que yo tengo en mi pierna. Siempre me han dado mi lugar y en lugares donde yo he trabajado me han recibido muy bien. Entonces nunca me he sentido ni más ni menos que nadie. Mhm.

CM: Eso es muy bueno. Y… me puede contar un poquito más de cómo… ¿en qué forma le impactó su vida? O, sé qué le pasó cuando estaba muy pequeña…

NV: Me dio polio, pues porque era que, como que no había la vacuna, o no se que era. Pero de igual manera, a uno siempre le impacta porque pues mis hermanos todos podían correr, montar bicicleta, y yo no lo podía hacer. Pues porque yo no… uno con polio pierde como la fuerza en la pierna. Eso me daba tristeza pero de igual manera yo siempre he sido -- mi familia me ha dado todo el apoyo. Siempre han estado conmigo y mis amigas nunca me echaron -- me, me ponían como aparte pues de ellos, no. Siempre todos por igual, nunca me discriminaron. Entonces eso le da a uno como más valor de salir y nunca me he sentido mal. A veces, sí se aburre uno, pero bueno. Pero de igual manera, ya uno que va hacer. Así soy y así seguiré siendo hasta que me muera, ya que más vamos hacer. Pero bien. Mi familia, mi papá, mi mamá, y todos. Mis sobrinas aquí, en este estado -- aquí en Nueva -- en este país, son mis niñas. Hm. Y ellas nunca [pause] ellas son el apoyo mio. Esas muchachas, las niñas que yo más amo en el mundo. Eh, Caro -- Alejandra y mi otra niña son la adoración de mi vida. Y ellas también nunca me han discriminado. Siempre han estado ahí.

CM: Me puedes contar de, eh, por ejemplo, ¿cómo ha sido el trabajo teniendo dificultad con tu pierna? ¿Si aún tienes problemas? O por ejemplo si…

NV: Sí yo me… Oh. En mi trabajo, como le digo, nunca me han discriminado. Siempre me han dado mi lugar y todo eso. Yo trabajo como todo mundo. Y nunca, nunca dicen “Ay, usted porque está así enferma de su pierna, usted no sirve para nada,” no. Siempre me han dado el lugar que yo me merezco. Y en mi compañía me quieren mucho. Pues eso creo. Yo he sido… me esfuerzo por ser una buena trabajadora, y aquí yo creo que ya llevo 10 años en esta compañía y siempre me han tratado bien. Mhm.

CM: Y ¿aún tienes problemas con tu pierna o…?

NV: Sí. Todavía, siempre. Pero ahorita más porque me canso más. Como toda mi -- yo nunca he trabajado, y toda mi fuerza la hago en una sola pierna. Entonces ahorita si he estado enferma de -- me canso mucho de mi rodilla, me duele. Pero, pues, estoy en un tratamiento a ver, Dios quiera que con este tratamiento me mejore. Este país me ha dado todo y todo, hasta en la medicina me ayudan mucho. Me ayudan para que yo me pueda recuperar.

CM: Sí, definitivamente el poder tener acceso a ayuda de médicos es -- es muy importante.

NV: Por eso es que yo quiero mucho este país y yo creo que yo nunca me voy a ir. Aquí me voy a quedar. Nuestro país es muy bonito, pero nuestro país no hay las oportunidades que hay en este. Yo vivo agradecida de este país.

CM: ¿Puedes explicar eso un poquito, eh? Cuando dices que no hay las mismas oportunidades, ¿cómo en qué estás pensando?

NV: Porque en Colombia uno a esta edad que uno tiene ya no, ya no, no, no le dan ni trabajo ni no tiene las oportunidades que tiene uno aquí. Mira la edad que yo tengo, ya cincuenta y dos años y todavía soy útil aquí. En cambio en Colombia, ya no. Ya no hay trabajo para ninguno y la inseguridad que hay en Colombia ahora es horrible. Entonces, aquí en este país vive uno seguro, aunque ahí dicen que hay mucha maldad también. Pero en este estado de New Jersey, no. Yo vivo muy tranquilo aquí.

CM: Antes habías mencionado que estudiaste en un colegio de monjas. Me puedes contar de, ah, sí se practicó mucho la religión en tu casa cuando eras niña?

NV: Sí, siempre. Siempre hemos sido católicos y por eso estudiamos en un colegio de monjas y allí nos enseñaron mucho la religión. Y mi -- y mi mamá, mi -- toda mi familia es católica y hemos sido muy orantes. Creyentes de Dios. De la Virgen y de todos los santos del Señor. Y siempre seremos practicantes de esta religión. Nos sentimos muy orgullosos de ser católicos. Y el colegio de monjas era muy bueno. Allí hacíamos más travesuras que pa’ qué. [laughter] Aunque era muy estricta las monjitas con otros, pero ahí hacíamos de todo.

CM: ¡Ah! Y también hablando de otra cosa que habías mencionado antes, mencionaste que ya trabajas con mucha gente de diferentes culturas, específicamente otros latinos. Y ¿cómo ha sido esa experiencia de hacerte amigas con otros latinos dentro de la comunidad en que vives hoy? ¿Y cómo son? ¿Cómo -- cómo se hicieron estas relaciones? ¿Cómo ha cambiado tu mentalidad?

NV: Al principio muy difícil porque son culturas diferentes y -- y uno llega nuevo a este país y más que todo el mexicano se quiere creer más que cualquiera. Pero uno, el colombiano muestra la casta que es. Ni uno tampoco deja a nadie. Pero es difícil uno trabajar con culturas diferentes, porque lo que uno habla a veces es como que les choca la forma de que uno se expresa o hay palabras que para ellos son malas y para nosotros no. Está bien dicho lo que nosotros decimos. Pero pues hay como hay gente buena, como hay otros que no se deja, como que uno sea como asequible a ellos. Mucho hondureño. El hondureño, hay hondureños que son muy fuertes de carácter y uno también tiene que saber sobrellevar esta -- pues la cultura de ellos y respetarle. Muchas religiones hay en mí, en mi trabajo. Hay unos que son cristianos, otros que son testigos de Jehová. Pero yo no, nunca me meto. Cada quien es libre de hacer su religión como quiera. Nunca los critico ni me gustaría criticar a nadie. Hay muchos, muchas personas que son gays, que trabajan también conmigo y también todos por igual se ven de tratar porque son personas y uno nunca debe criticar a nadie. Entonces ahí…

CM: ¿Has tenido alguna experiencia mala? Porque se que mencionaste es que hay personas que a veces se sienten más que otros.

NV: Oh, sí, sí que se quieren creer como mejores trabajadores que uno y le quieren hablar como golpeadito. Pero no, yo no me dejo en nadie. Entonces uno de los para y les dice, “Bueno, okay. ¿Qué le pasa a usted conmigo? Las cosas no son así. Cada quien trabaja como quiere. Usted trabaja de su forma, yo trabajo la mía, así que respetandonos” y así. Llevo diez años llevando todas las culturas que hay en esta compañía, pero ya ahorita ya me llevo con todos. Cada quien nos damos el respeto y nos damos el lugar.

CM: Y sé que también estás casada con alguien que no es colombiano y me puedes también hablar de cómo te conocistes con él y de esa experiencia de las diferentes culturas… pues ya en una casa.

NV: Oh. Nos conocimos en el trabajo y duramos como 4 años de novios, pero pues de igual manera usted sabe que son culturas diferentes y siempre tuvimos muchos problemas y aún los tenemos porque son muchas cosas que él hace que a mí no me gustan o cosas que yo hago que a él tampoco le gustan. Entonces es muy difícil uno compartir con otras personas de otro lugar y más que es el esposo de uno. Me ha costado demasiado adaptarme a la forma de él y yo creo que él también a mí, pero pues ahí vamos. Ya llevamos cinco años de casados y ahí vamos todavía. Hasta cuando Dios diga.

CM: Pero me imagino que también hay cosas bonitas que salen de…

NV: Oh, sí, sí, muchas cosas bonitas de él. Es una persona muy querendona y me, como que me apoya. Y más que -- que vi que este -- que a él no le importó por mi defecto físico. Él se fijó en mí y yo vi que no le importaba que yo tuviera esta discapacidad. Y él dice que a él no le importa, que le importa la persona que yo soy. Entonces, más que todo por eso los dos nos -- hemos tenido problemas, pero aquí vamos. Y él dice que quieres luchar mucho por conservar este matrimonio. Y ahí.

CM: Y hablemos un poquito de tu experiencia trabajando en este país. ¿Tú hablas inglés o no?

NV: Ah, poquitico, muy poquitico.

CM: ¿Y eso te ha impactado o dificultado otra experiencia buscando trabajo?

NV: Bueno, sí, porque siempre he trabajado con Latinos. Pero yo sé que yo tengo que ponerme a estudiar y ahorita que estoy estudiando para mi ciudadanía, más debo de -- de forjarme a estudiar más inglés, porque yo sé que el que sabe inglés en este país, consigue sus mejores trabajos, sus mejores cosas y uno tiene que adaptarse a la forma de este país y esa su lengua en este país. Y si nosotros queremos ser ciudadanos de aquí, entonces tenemos que adaptarnos a la forma de estar aquí.

CM: Crees que hay algún otro factor de tu vida que haya impactado tu experiencia en los Estados Unidos como una mujer latina?

NV: Oh, no! Mm mm.

CM: Okay. Y si pudieras estar trabajando en… osea, el trabajo de tus sueños, ¿qué estarías haciendo?

NV: ¿Cómo?

CM: ¿Cómo cuál es tu trabajo que tú soñabas haber tenido?

NV: Ay, yo quería ser veterinario. Me gustaría trabajar en eso, porque me encantan los animalitos. Por eso también a uno le gustaría hablar inglés, porque me encantaría trabajar en una cosa de veterinarios. En Colombia yo tuve la oportunidad de presentarme en la universidad, pero no pasé. Entonces me -- estudié otra carrera, diseño de modas. En Colombia estuve trabajando en diseño, pero pues la fábrica se quebró. Duró más como -- dure como un año trabajando nada más. Y me gustaría ejercer esa carrera también aquí. Pero pues por ahora no hay como la forma. Yo sé que uno puede salir adelante uno mismo haciendo sus cosas, pero pues no se, como que no se ha dado como la forma de uno poder hacer eso, sino que me he dedicado es a trabajar, a trabajar y a trabajar. Desde que llegué a este país no he parado ni un día. Ahí estoy. Y esa es la la forma de latino sobrevivir en este país tiene que trabajar porque si no. No, no, no sale adelante.

CM: ¿No te ha dado muy duro ese cambio tan extremo en no tener que trabajar a tener que trabajar tanto?

NV: Ah! Sí? Pues ni tanto, porque yo en Colombia, pues yo me quedaba sola en mi casa. Pero de igual manera trabajaba y yo no sabía que era que yo era capaz de trabajar y salir adelante yo solita. Pero mire, mi papá nos dio todo a nosotros, todo. Cuando yo llegué a este país, los amigos de nosotros decían, “¡Hay! Norita no va a durar nada por aquí, porque ella es como la niña consentida de la casa y no va a ser capaz de trabajar.” Pero les he demostrado que sí. Que soy buena para trabajar.

CM: ¿Me puedes contar de un logro que has tenido en tu vida?

NV: ¿De un logro? Llegar a este país. Oh, yo anhelaba venirme para este país y casarme. Y lo he logrado. Y ahorita que voy a ser ciudadana de este país, más. Otro logro cumplí.

CM: ¿Y qué ves en tu futuro después de eso? ¿Después de ser ciudadana?

NV: Quiero conseguir otro trabajo mejor. Quiero estudiar inglés, salir adelante, conseguirme un trabajo que me pague menos y salirme de trabajar ese part-time porque definitivamente mi rodilla ya no me da para trabajar part-time. Pero bueno, de igual manera, mientras tanto tengo que seguir así hasta que ya… Si Dios quiere este año mis -- mi meta es alcanzar que pueda entrar a estudiar y conseguirme una casita aquí también. Es otro logro. Todos los proyectos que tengo para el próximo año si Dios quiere.

CM: Y ¿te sientes orgullosa de algo, de alguien en tu vida?

NV: Sí. Me siento orgullosa de mi sobrina. Ella se llama Carolina, pero no es usted. [laughter] Esa niña es el orgullo de nosotros. Yo me siento orgullosa, muy, muy, muy orgullosa de esa niña. Una berriondita para estudiar, para, para hacer lo que ella ha querido, lo ha logrado y es la niña de la casa y nos sentimos más orgullosos que pa’ que de ella. Yo la quiero mucho, es mi niña.

CM: Qué bonito eso. ¿Que es una lección que has aprendido de la vida? Y ¿me puedes decir si tienes algunos consejos, um, en la vida?

NV: Pues la lección más grande que yo, que yo podría decir es que yo he salido adelante con mi enfermedad. Que nunca me he sentido menos que nadie. Esa es una lección grande, porque muchas personas que pueden estar -- que están bien, tienen todo bien y no, no salen adelante, no. Como que no aprovechan lo que Dios les da en estar bien, de salud, de tener, ¿cómo se dice? Como todo normal, pues. Esa es una experiencia y de saber que yo he de -- de mi discapacidad poder trabajar y salir adelante. Que yo -- pues que yo pensé que yo nunca iba a trabajar y hacer lo que hago por aquí. Esa es una lección que -- como una lección para la vida, para otras personas. ¿Y consejos? ¡Ave María! Que aprovechen este país, que aprovechen las oportunidades que da este país, porque de verdad da muchas oportunidades a la gente. Que las aproveche y más la gente joven que aproveche todo lo que, lo que les da este país. Y que quieran mucho a sus padres, porque por ellos están aquí en este país. Los han traído a que vengan a triunfar.

CM: Gracias, Nora. Ya casi vamos a terminar, pero antes de que terminemos le quería preguntar ¿si hay algo más que te gustaría mencionar? De alguna las cosa que te gustaría compartir.

NV: No, pues, nada más. Así estoy bien. Y ahorita, con esta pandemia que hay tan horrible, pues cuidarnos, porque ¿qué más va? Tenemos que cuidarnos demasiado. En mi trabajo hubo muchos, muchas personas enfermas. Y le doy gracias a Dios porque nos ha tenido a mi y a mi familia todos muy bien. ¡Gloria a Dios! Nada más.

CM: Okay, muchísimas gracias, Nora.

NV: Okay, okay, Carolina, que esté bien. Buenas noches.

CM: Buenas noches. Adios.

NV: Okay, bye.

--------------------------------------------END OF INTERVIEW--------------------------------------------

Transcribed by Carolina Montes 6/29/2021
Reviewed by Nora Valencia 5/2/2022